Seleccionar página

El aislamiento de las ventanas es fundamental para mantener una temperatura confortable en casa. Un 15% de las pérdidas de calor son consecuencia directa de un mal aislamiento, lo que afectará nuestro bolsillo, ya que, por cada grado de más que aumentemos en el termostato, se produce un incremento de hasta un 7% del consumo energético. Recuerda que somos lampista Barcelona.

Un buen aislamiento de las ventanas tiene tres beneficios: mantiene una temperatura agradable en la vivienda (tanto si es invierno como si es verano), rebaja el gasto de la factura de la luz (por no tener que subir mucho la calefacción o encender más de la cuenta el aire acondicionado), reduce el ruido exterior (el nivel de decibelios correcto para una casa es de 40 db durante el día y 35 como máximo por la noche), y protege de las humedades por condensación (por lo que es recomendable contar con vidrio doble y rotura de puente térmico).

A la hora de escoger una ventana, uno de los materiales más utilizados es el PVC, al ser el que mejor aísla del frío, el calor, el ruido y las condiciones climatológicas adversas, además de ser resistente al fuego y reciclable. Otro de sus puntos fuertes es su sencillo mantenimiento.

Pero también tenemos el aluminio con rotura de puente térmico, que permite grandes dimensiones y es ideal para zonas no sometidas a grandes cambios de temperatura. Es un elemento duradero y con la ventaja de que podremos elegir entre muchos acabados.

Por último, también existen los perfiles de madera, perfectos para ambientes rústicos o clásicos. Si incorporan una cámara aislante, mucho mejor.

Por otro lado, la capacidad aislante de una ventana también depende de los cristales, su grosor y el espacio entre ellos. Podemos decantarnos por un doble acristalamiento, en el que las dos hojas están separadas por una cámara de aire deshidratado o gas, o el doble acristalamiento bajo emisivo, que aísla el triple que el anterior, por lo que resulta perfecto para lugares en donde hace mucho frío o mucho calor.

En cambio, el doble acristalamiento con factor solar es perfecto en viviendas situadas en lugares de mucho calor, o en viviendas que reciban directamente la luz del sol muchas horas al día. Por último, si nuestra casa está situada en lugares con gran cantidad de ruido ambiental, quizá sea recomendable instalar un acristalamiento acústico.

Si no contamos con presupuesto para instalar ventanas con vidrio doble y rotura de puente térmico, al menos sí podremos ajustar el cierre de nuestras ventanas con soluciones más modestas, pero mucho más económicas. Existen sistemas para todo tipo de ventanas, como los burletes. Para elegir el más adecuado a la nuestra hay que fijarse en dos aspectos fundamentales: el ancho del marco y dónde lo vamos a colocar, ya que los perfiles de lado y de riel son distintos.

Con los burletes se garantiza el cierre estanco de las ventanas, pero deberás elegir entre burletes de caucho que también aíslan del ruido, los de silicona (que son impermeables) o los de espuma, que resultan más económicos. Si el marco de nuestra ventana es de PVC, los modelos más recomendables son los de silicona o caucho.

Para colocarlos, limpiamos la zona donde vamos a instalar el burlete con un trapo humedecido en alcohol. Después, vamos pegando el burlete y presionando a lo largo del marco. Cuando llegamos al final de la ventana cortamos el sobrante con tijeras o más cómodamente con un cúter.

En cambio, si nuestras ventanas son correderas y no ofrecen un cierre hermético, podemos utilizar un burlete adhesivo y así minimizar las pérdidas energéticas y de temperatura. Esta solución es económica, pero realmente efectiva.

Una última opción que podemos llevar a cabo, especialmente para las filtraciones existentes entre el marco y el muro, es la espuma de poliuretano. Su aplicación es sencilla, ya que el bote incorpora una cánula para llegar mejor al lugar exacto donde queremos aplicar el producto. Después, una vez seco éste, se podrá pintar encima sin problemas, para que la aplicación no desentone del color de nuestra pared.

La mejor forma de aplicar el producto es humedecer la superficie, agitar el bote y proceder a rellenar el hueco existente, pero sólo la mitad, ya que la espuma, en los siguientes minutos, dobla o incluso llega a triplicar su volumen. Cuando la espuma se haya secado podremos lijarla, cortar el sobrante o incluso pintarla.

Si aislar tus ventanas te parece una tarea complicada o engorrosa, llama a nuestra empresa y uno de nuestros técnicos se dirigirá a tu hogar a la mayor brevedad, para ayudarte en estas tareas.

Contamos con profesionales cualificados y con una gran experiencia en la realización de todo tipo de tareas, que son los que mejor te pueden aconsejar la solución más adecuada a tus necesidades. Trabajamos de una manera rápida, efectiva y profesional, con la mayor calidad y las más óptimas garantías, y a precios realmente competitivos, fruto de nuestro gran volumen de trabajo.

Todos nuestros procesos están totalmente orientados a lograr su completa satisfacción, y con este objetivo en mente trabajamos día tras día. Estamos muy cerca de ti, en tu mismo barrio, distrito, ciudad o región, por lo que puedes llamarnos en cualquier momento del día o de la noche, y cualquier día del año, incluidos fines de semana. En un breve espacio de tiempo estaremos en el punto que nos hayas indicado. ¡Estamos aquí para hacerte las cosas más fáciles!

¿Por dónde mi ventana pierde aire? Un sencillo truco que utilizamos los profesionales es pasar una vela encendida o la llama de un mechero por todo el perímetro de la ventana, lo que resulta especialmente significativo en los días de viento. Cuando la llama oscila y comienza a bailar indica que por ese lugar se está filtrando aire del exterior. ¡Es hora de tomar medidas!

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!